Punto Clínico TE ACOMPAÑA con PODCASTS PLAYLISTS VÍDEOS

La Red de Clínicas Médicas más GRANDE ACCESIBLE PRÁCTICA HUMANA de la Ciudad de México

Médico
Otorrino-laringólogo
$599

por consulta

Diagnostico Asistido por Inteligencia Artificial

La Red de Clínicas Médicas más GRANDE ACCESIBLE PRÁCTICA HUMANA de la Ciudad de México

Médico

Otorrinolaringólogo

$599

por consulta

Padecimientos que tratamos

Conócenos

te encantará nuestra atención

portada video punto clinico especialistas
Play Video
Tu Clínica Otorrino-laringológica
de confianza
$599 pesos por consulta con un(a) Especialista en Otorrinolaringología
Consulta con Médicos Otorrinolaringólogos altamente capacitados, especialistas encargados de la evaluación y manejo de enfermedades de oído, nariz y garganta.

Contamos con 8 sucursales en la Ciudad de México (CDMX), servicios de Laboratorio, Farmacia e Imagenología, así como servicios complementarios en Medicina Preventiva y Detección Oportuna.

8 sucursales

en Ciudad de México

Ultrasonido

Laboratorio y Farmacia

Medicos

Especialistas Certificados

Tu Consulta

Los métodos, equipos y procedimientos descritos pueden variar por médico y sucursal sin previo aviso.

Una consulta otorrinolaringológica integral es una evaluación médica completa y especializada realizada por un otorrinolaringólogo, también conocido como ORL o especialista en oído, nariz y garganta.

Este tipo de consulta se centra en la detección, diagnóstico y tratamiento de una amplia gama de condiciones y problemas relacionados con el sistema auditivo y las vías respiratorias superiores.

A continuación, se describe cómo suele ser una consulta otorrinolaringológica integral en Punto Clínico:

Historia Clínica Detallada: El especialista comienza recopilando una historia médica detallada del paciente, preguntando acerca de los síntomas actuales, antecedentes médicos, cirugías previas, alergias, medicamentos tomados y otros factores relevantes.

Examen Físico Completo: Luego, el otorrinolaringólogo realiza un examen físico minucioso, que puede incluir la evaluación de la cabeza y el cuello, la inspección de la nariz y la garganta, la revisión de las orejas y la realización de pruebas audiológicas para evaluar la audición.

Evaluación Auditiva: Si es necesario, se pueden llevar a cabo pruebas de audición para evaluar la capacidad auditiva del paciente y determinar si hay problemas de audición o pérdida auditiva.

Endoscopia: En muchas consultas, se utiliza un endoscopio para examinar las cavidades nasales, la faringe, la laringe y otras áreas, lo que permite al médico obtener una visión detallada del interior de las vías respiratorias y detectar posibles problemas.

Diagnóstico y Plan de Tratamiento: Después de recopilar información de la historia médica y el examen físico, el especialista realiza un diagnóstico preciso y desarrolla un plan de tratamiento adecuado. Esto puede incluir recomendaciones para medicamentos, terapias, procedimientos o cirugía, dependiendo de la condición del paciente.

Manejo de Enfermedades: El otorrinolaringólogo puede tratar una variedad de condiciones, como infecciones de oído, sinusitis, amigdalitis, problemas de voz, ronquidos y apnea del sueño, pérdida auditiva, entre otros.

Asesoramiento y Educación: Durante la consulta, el médico proporciona asesoramiento y educación al paciente sobre su condición y opciones de tratamiento, así como recomendaciones para el cuidado preventivo y el manejo a largo plazo.

Derivaciones a Especialistas: En algunos casos, si se identifican problemas más complejos o que requieren atención especializada, el otorrinolaringólogo puede derivar al paciente a otros especialistas médicos para una evaluación adicional.

Seguimiento: Si es necesario, se programan citas de seguimiento para monitorear el progreso del tratamiento y ajustar el plan según sea necesario.

Una consulta otorrinolaringológica integral es fundamental para abordar problemas relacionados con el oído, la nariz y la garganta, y proporcionar el diagnóstico y tratamiento adecuado para mejorar la calidad de vida y la salud general del paciente.

Los paquetes de atención personalizada que puede ofrecer un otorrinolaringólogo en Punto Clínico pueden variar según la práctica médica y las necesidades específicas de los pacientes. Estos son algunos ejemplos de paquetes que podemos ofrecer:

Paquete de Evaluación Auditiva Integral:

Evaluación auditiva completa, incluyendo audiometría y pruebas de impedancia.
Examen visual de los oídos y el canal auditivo.
Consulta para discutir los resultados de las pruebas y recomendaciones personalizadas para el cuidado auditivo.

Paquete de Evaluación de Problemas de Sinusitis:

Endoscopia nasal para evaluar la salud de los senos paranasales.
Evaluación de los síntomas de congestión nasal, secreción y dolor facial.
Tratamiento médico y recomendaciones para aliviar los síntomas.

Paquete de Evaluación de Ronquidos y Apnea del Sueño:

Estudio del sueño para evaluar la calidad del sueño y la apnea del sueño.
Examen de las vías respiratorias superiores para determinar la causa de los ronquidos y la apnea.
Recomendaciones para el tratamiento, que pueden incluir cambios en el estilo de vida, dispositivos de terapia oral o terapia con CPAP.

Paquete de Evaluación de Problemas de Voz:

Examen visual de las cuerdas vocales con laringoscopio.
Evaluación de la calidad vocal y posibles causas de la disfonía.
Terapia vocal y recomendaciones para el cuidado de la voz.

Paquete de Evaluación de Mareos y Problemas de Equilibrio:

Evaluación detallada de los síntomas de mareos y desequilibrio.
Pruebas de equilibrio y coordinación.
Diagnóstico y plan de tratamiento para abordar las causas subyacentes de los problemas de equilibrio.

Paquete de Evaluación de Alergias Nasales:

Pruebas de alergia para identificar los desencadenantes alérgicos.
Examen endoscópico de la nariz para evaluar la inflamación y congestión nasal.
Tratamiento médico y recomendaciones para el control de las alergias nasales.

Paquete de Evaluación de Problemas de Oído:

Examen visual y evaluación del canal auditivo y el tímpano.
Pruebas de audición para evaluar la pérdida auditiva.
Diagnóstico y recomendaciones para el tratamiento de problemas de oído.

Paquete de Evaluación de Cáncer de Cabeza y Cuello:

Examen exhaustivo de la cabeza y el cuello para detectar signos de cáncer.
Biopsia y pruebas de imagen para confirmar el diagnóstico.
Plan de tratamiento personalizado que puede incluir cirugía, radioterapia, quimioterapia u otras opciones.

Es importante tener en cuenta que estos paquetes pueden variar en contenido y alcance según la práctica del otorrinolaringólogo.

Cada paquete está diseñado para satisfacer las necesidades específicas de los pacientes y brindar un enfoque personalizado en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de las condiciones relacionadas con el oído, la nariz y la garganta.

Todos nuestros médicos y médicas en el área de Otorrinolaringología se encuentran acreditados como Médicos Otorrinolaringólogos.

Puedes esperar de ellos una atención amable donde la prioridad es aclarar todas tus dudas y encontrar el mejor tratamiento para ti.

Buscamos activamente a los mejores doctores, aquellos que se mantienen en constante capacitación a nivel nacional e internacional, para poder brindar el mejor servicio en cuestión de atención médica de calidad.

Ponemos mucho cuidado en que cada consulta sea una experiencia agradable. Los doctores y personal de enfermería certificado harán todo lo posible por mantenerte cómoda y plenamente informada durante toda la consulta.

Puedes confiar en nuestros especialistas que, junto al resto de nuestro equipo médico, se encargará de mantener y actualizar tu expediente con cada visita permitiéndonos atenderte de una manera personal.

Todo lo anterior para poder ofrecer la mejor atención por un equipo de Médicos Otorrinolaringólogos certificados y activos en la comunidad médica.

Para convertirse en otorrinolaringólogo, el médico requiere completar una serie de pasos educativos y de formación. Los pasos típicos para convertirse en otorrinolaringólogo son:

Educación Universitaria: El primer paso es obtener un título de médico en una facultad de medicina acreditada.

Esto generalmente implica completar un programa de cuatro años de estudios médicos, que incluye cursos teóricos y prácticos en ciencias médicas, anatomía, fisiología, patología y otras áreas relacionadas.

Residencia en Otorrinolaringología: Después de obtener el título de médico, se debe completar una residencia en otorrinolaringología. Esta residencia es un programa de especialización que suele tener una duración de entre 4 y 5 años. Durante la residencia, los médicos reciben una formación intensiva en diagnóstico, tratamiento y cirugía de condiciones relacionadas con el oído, la nariz y la garganta.

Formación Clínica y Quirúrgica: Durante la residencia, los médicos adquieren experiencia práctica en una variedad de áreas dentro de la otorrinolaringología. Esto puede incluir el manejo de problemas auditivos, trastornos de la voz, problemas nasales y sinusales, cáncer de cabeza y cuello, entre otros. También participan en cirugías y procedimientos relacionados con estas áreas.

Certificación y Licencia: Una vez completada la residencia en otorrinolaringología, los médicos deben obtener la certificación correspondiente aprobando un examen de certificación de la junta de otorrinolaringología.

Además, se debe obtener una licencia médica válida para practicar como otorrinolaringólogo.

Continuación de la Educación: La medicina es un campo en constante evolución, por lo que los otorrinolaringólogos deben mantenerse actualizados con los últimos avances y desarrollos en su especialidad. Esto implica participar en educación médica continua, asistir a conferencias y cursos de formación, y mantenerse informados sobre las últimas investigaciones y técnicas en otorrinolaringología.

Práctica Profesional: Una vez completados todos los requisitos, los otorrinolaringólogos pueden comenzar su práctica profesional.

En Punto Clínico queremos que te sientas como en casa.

Si nos lo permites, nuestra prioridad al atenderte siempre será:

1- Diagnosticar correctamente.

2- Realizar el tratamiento correspondiente de la manera adecuada.

3- Dar el debido seguimiento para su resolución y/o control.

En la actualidad existen numerosos métodos y procesos a través de los cuales se pueden erradicar o minimizar los síntomas de una gran variedad de condiciones.

Existen distintos tipos de tratamiento que ponemos a tu alcance.

Acércate a nosotros, te atenderemos con mucho gusto para ayudarte a gozar del mejor estado de salud posible. Todo nuestro equipo y recursos médicos están a tu disposición.

El equipo de Médicos Otorrinolaringólogos de Punto Clínico está conformado por un grupo de profesionales de la salud apasionados por sus pacientes, que toman en cuenta las situaciones únicas por las que está pasando su paciente, que buscan de manera proactiva mejorar sus métodos, técnicas o procedimientos y que son conscientes de la importancia de un trato amable y empático hacia todas las personas que atiende.

Nuestro equipo de Médicos Otorrinolaringólogos está listo para recibirte en instalaciones limpias y modernas, debidamente equipadas con todo el equipo médico necesario para brindarte una atención completa y de alta calidad.

Agenda tu cita para realizar tu chequeo con comodidad y certeza.

Nuestros Servicios

Los métodos, equipos y procedimientos descritos pueden variar por médico y sucursal sin previo aviso.

El diagnóstico y tratamiento de problemas auditivos por parte de un otorrinolaringólogo en Punto Clínico involucra varios pasos y enfoques.

Diagnóstico:

Historia Clínica: El otorrinolaringólogo comenzará por realizar una historia clínica detallada, recopilando información sobre los síntomas del paciente, antecedentes médicos, exposición a ruidos fuertes, historial de infecciones de oído y cualquier otro factor relevante.

Exploración Física: Se realizará una examinación física, en la que el médico examinará los oídos, nariz y garganta para identificar posibles causas de los problemas auditivos. Esto puede incluir la evaluación del canal auditivo, tímpano y estructuras internas del oído.

Pruebas de Audición: Las pruebas de audición son fundamentales para el diagnóstico. El paciente puede someterse a pruebas como audiometría, timpanometría y pruebas de conducción ósea para evaluar la capacidad auditiva, la sensibilidad a diferentes frecuencias y la función del oído medio.

Tratamiento:

El tratamiento dependerá de la causa subyacente de los problemas auditivos:

Infecciones de Oído: Si una infección es la causa, se pueden recetar antibióticos y tratamientos para aliviar los síntomas. En casos recurrentes o graves, se puede considerar la colocación de tubos de ventilación en los oídos.

Pérdida de Audición Conductiva: Si la pérdida auditiva es causada por obstrucciones en el canal auditivo o problemas en el oído medio, se pueden tomar medidas para resolver la causa subyacente, como eliminar cerumen o corregir problemas estructurales.

Pérdida de Audición Sensorineural: Si se identifica una pérdida auditiva sensorineural, que afecta el oído interno o el nervio auditivo, el otorrinolaringólogo puede recomendar audífonos o implantes cocleares para mejorar la audición.

Otras Causas: Para problemas más complejos, como tinnitus (zumbido en los oídos) o trastornos vestibulares, se pueden explorar tratamientos específicos como terapias de sonido para el tinnitus o maniobras de reposicionamiento para el vértigo.

Cirugía: En algunos casos, puede ser necesaria una intervención quirúrgica. Por ejemplo, para reparar problemas estructurales en el oído medio o para abordar tumores que afectan la audición.

Terapia Auditiva y Rehabilitación: En casos de pérdida auditiva permanente, se puede proporcionar terapia auditiva y orientación sobre cómo adaptarse a la pérdida de audición en la vida cotidiana.

El diagnóstico y tratamiento de problemas auditivos es un proceso personalizado que depende de la causa y la gravedad de la afección. Un otorrinolaringólogo evaluará cuidadosamente cada caso para desarrollar un plan de tratamiento adecuado y mejorar la calidad auditiva del paciente.

El tratamiento de trastornos de la voz por parte de un otorrinolaringólogo de Punto Clínico implica un enfoque integral que abarca el diagnóstico, la identificación de la causa subyacente y la implementación de estrategias terapéuticas.

Diagnóstico y Evaluación:

Historia Clínica: El otorrinolaringólogo comenzará por recopilar información detallada sobre los síntomas vocales del paciente, su historial médico, profesión y cualquier factor que pueda contribuir al trastorno vocal.

Examen Físico: Se realizará una evaluación física de las cuerdas vocales y las estructuras circundantes a través de un laringoscopio. Esto permite al médico observar directamente las cuerdas vocales y evaluar su movilidad, aspecto y vibración durante la fonación.

Pruebas de Voz: Se pueden llevar a cabo pruebas de voz, como análisis acústicos y perceptuales, para medir parámetros como la frecuencia, la intensidad, la calidad y la resonancia de la voz.

Tratamiento:

El tratamiento de los trastornos de la voz varía según la causa y la gravedad del problema:

Terapia de Voz: Para trastornos leves o moderados, se puede recomendar terapia de voz. Un logopeda o fonoaudiólogo trabajará con el paciente para mejorar la técnica vocal, la postura y la respiración, y proporcionará ejercicios específicos para fortalecer las cuerdas vocales y mejorar la calidad vocal.

Modificación de Hábitos Vocales: En algunos casos, los trastornos de la voz pueden ser el resultado de hábitos vocales perjudiciales. El paciente recibirá orientación sobre cómo evitar el abuso vocal, como evitar gritar, hablar en exceso o hablar en ambientes ruidosos.

Tratamiento Médico: Si hay una causa médica subyacente, como infecciones, alergias o reflujo gastroesofágico que afectan las cuerdas vocales, se tratará la afección médica para mejorar la voz.

Cirugía: En situaciones más graves, como pólipos, nódulos o quistes en las cuerdas vocales, se puede considerar una intervención quirúrgica para extirpar el tejido afectado y restaurar la función vocal.

Educación del Paciente: El otorrinolaringólogo proporcionará educación sobre cómo cuidar y mantener la salud vocal a largo plazo, incluyendo pautas para el uso adecuado de la voz, la hidratación y el descanso vocal.

Es fundamental abordar los trastornos de la voz de manera individualizada y multidisciplinaria. Un otorrinolaringólogo trabajará en colaboración con otros profesionales de la salud, como logopedas y foniatras, para desarrollar un plan de tratamiento personalizado que permita al paciente recuperar y mantener una voz saludable y funcional.

El manejo de los trastornos del equilibrio por parte de un otorrinolaringólogo en Punto Clínico implica una evaluación minuciosa y la aplicación de enfoques terapéuticos específicos.

Evaluación y Diagnóstico:

Historia Clínica: El otorrinolaringólogo recopila información detallada sobre los síntomas del paciente, como vértigo, mareos, desequilibrio y otros síntomas asociados.

Examen Físico: Se realiza un examen físico que puede incluir pruebas de equilibrio y coordinación, así como evaluación de la función vestibular (sistema del equilibrio) a través de maniobras específicas.

Pruebas Diagnósticas: Se pueden utilizar pruebas como la videonistagmografía (VNG) para evaluar el movimiento ocular durante diferentes estímulos, la prueba de impulso cefálico para identificar posibles trastornos del sistema vestibular y pruebas auditivas para descartar causas relacionadas con el oído interno.

Tratamiento:

El tratamiento de los trastornos del equilibrio varía según la causa y la gravedad del problema:

Terapia de Rehabilitación Vestibular: Es un enfoque clave para tratar trastornos como el vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB) y otros desórdenes del equilibrio. Implica ejercicios específicos para recalibrar el sistema vestibular y mejorar la adaptación a los cambios de posición.

Maniobras Específicas: Para el VPPB u otros trastornos caracterizados por desplazamientos de cristales en el oído interno, el médico puede realizar maniobras como la maniobra de Epley para reposicionar los cristales y aliviar los síntomas.

Tratamiento Médico: Si hay una causa médica subyacente, como infecciones o trastornos metabólicos, se tratará la afección médica para abordar los síntomas de desequilibrio.

Medicamentos: En algunos casos, se pueden recetar medicamentos como antieméticos y antivertiginosos para controlar los síntomas durante episodios agudos.

Terapia de Adaptación: En trastornos crónicos del equilibrio, la terapia de adaptación puede ayudar al cerebro a compensar las señales discordantes que provienen del sistema vestibular y visual.

Educación del Paciente: El otorrinolaringólogo proporcionará educación sobre cómo evitar los factores desencadenantes de los episodios, cómo manejar los síntomas en casa y cómo mejorar la seguridad durante los episodios de desequilibrio.

El manejo de los trastornos del equilibrio requiere un enfoque personalizado y multidisciplinario. Un otorrinolaringólogo trabajará en conjunto con otros especialistas, como fisioterapeutas y neurólogos, para desarrollar un plan de tratamiento que aborde la causa subyacente y mejore la calidad de vida del paciente al restaurar su equilibrio y función vestibular.

El diagnóstico y tratamiento de infecciones de garganta y oído es una parte fundamental del trabajo de un otorrinolaringólogo.

Diagnóstico:

Historia Clínica: El otorrinolaringólogo comenzará recopilando información sobre los síntomas del paciente, como dolor de garganta, dolor de oído, fiebre y otros síntomas asociados.

Examen Físico: Se realizará un examen físico de la garganta, las amígdalas y los oídos utilizando herramientas como el otoscopio para evaluar la presencia de inflamación, enrojecimiento, secreciones u otros signos indicativos de infección.

Pruebas Diagnósticas: Si es necesario, se pueden realizar pruebas como hisopos de garganta para cultivo bacteriano y pruebas de audición para evaluar la función auditiva.

Tratamiento:

El tratamiento de las infecciones de garganta y oído depende del tipo y la gravedad de la infección:

Infecciones de Garganta (Faringitis):

Infecciones Virales: En casos de faringitis viral, el tratamiento se centra en aliviar los síntomas con reposo, hidratación y analgésicos para reducir la fiebre y el dolor.
Infecciones Bacterianas: Si se diagnostica una faringitis bacteriana, como la estreptocócica, el médico puede recetar antibióticos para combatir la infección.

Infecciones de Oído (Otitis):

Otitis Media: Para la otitis media, especialmente en niños, el tratamiento puede incluir antibióticos si se sospecha una infección bacteriana. En algunos casos leves, se puede optar por una observación cuidadosa.

Otitis Externa (Oído de nadador): El tratamiento puede incluir medicamentos para reducir la inflamación y eliminar la infección, así como medidas para mantener el oído seco.

Infecciones Recurrentes:

Si un paciente tiene infecciones recurrentes en garganta u oído, el otorrinolaringólogo puede evaluar causas subyacentes, como alergias, problemas anatómicos o problemas de inmunidad.

Educación del Paciente: El otorrinolaringólogo proporcionará orientación sobre cómo prevenir infecciones, cómo manejar los síntomas en casa y cuándo buscar atención médica si los síntomas empeoran.

Es importante destacar que cada paciente y situación es única. Un otorrinolaringólogo evaluará cuidadosamente los síntomas, realizará pruebas diagnósticas si es necesario y desarrollará un plan de tratamiento individualizado que aborde las necesidades específicas del paciente, con el objetivo de aliviar los síntomas y prevenir posibles complicaciones.

El diagnóstico y tratamiento de problemas nasales y sinusales es una parte esencial del trabajo de un otorrinolaringólogo de Punto Clínico. Esto incluye la evaluación y el manejo de condiciones como sinusitis, rinitis alérgica, pólipos nasales y desviación del tabique nasal.

Diagnóstico:

Historia Clínica: El otorrinolaringólogo comenzará recopilando información detallada sobre los síntomas del paciente, como congestión nasal, secreción, dolor facial, pérdida del sentido del olfato y otros síntomas relacionados.

Examen Físico: Se realizará un examen físico que puede incluir la inspección interna de la nariz y la cavidad nasal utilizando un endoscopio flexible. Esto permite al médico visualizar cualquier obstrucción, inflamación o anomalía en las vías nasales y sinusales.

Pruebas Diagnósticas: En algunos casos, se pueden utilizar pruebas como la tomografía computarizada (TC) para obtener imágenes detalladas de los senos paranasales y confirmar el diagnóstico.

Tratamiento:

El tratamiento de los problemas nasales y sinusales dependerá de la causa subyacente y la gravedad de la afección:

Congestión Nasal:

Medicamentos Descongestionantes: Pueden recetarse para aliviar temporalmente la congestión. Sin embargo, su uso debe ser limitado, ya que el uso prolongado puede causar efectos adversos.
Rinitis y Alergias Nasales:

Antihistamínicos: Para aliviar los síntomas causados por alergias.
Corticosteroides Nasales: Pueden reducir la inflamación y la congestión.
Sinusitis Aguda y Crónica:

Antibióticos: En casos de sinusitis bacteriana, se pueden recetar antibióticos.
Irrigación Nasal: La irrigación con solución salina puede ayudar a eliminar moco y aliviar la congestión.
Pólipos Nasales:

Medicamentos: Los corticosteroides nasales pueden ayudar a reducir el tamaño de los pólipos y aliviar los síntomas.
Desviación del Tabique Nasal:

Cirugía: En casos graves, se puede considerar la cirugía para corregir la desviación y mejorar la respiración.
Sinusitis Crónica: Si los tratamientos conservadores no son efectivos, se puede considerar una cirugía endoscópica de los senos paranasales para eliminar obstrucciones y mejorar el drenaje.

Educación y Prevención: El otorrinolaringólogo brindará orientación sobre cómo prevenir problemas nasales y sinusales, como la higiene nasal adecuada y la reducción de la exposición a alérgenos.

El diagnóstico y tratamiento de problemas nasales y sinusales se basa en la evaluación individual de cada paciente. Un otorrinolaringólogo trabajará en conjunto con el paciente para desarrollar un plan de tratamiento personalizado que aborde sus necesidades específicas y proporcione alivio de los síntomas y mejora de la calidad de vida.

El diagnóstico y tratamiento de trastornos del sueño es una parte importante del trabajo de un otorrinolaringólogo e implica la evaluación y manejo de afecciones como la apnea del sueño y los ronquidos, que pueden afectar la calidad del sueño y la salud general.

Diagnóstico:

Historia Clínica: El otorrinolaringólogo comenzará recopilando información detallada sobre los patrones de sueño del paciente, los síntomas que experimenta durante la noche y cualquier otro problema relacionado con el sueño.

Cuestionarios y Registros de Sueño: Puede solicitar al paciente que complete cuestionarios sobre sus hábitos de sueño y que lleve un registro detallado de su sueño durante varios días. Esto proporciona información valiosa sobre la duración, calidad y patrones de sueño.

Polisomnografía: En casos más complejos, se puede realizar una polisomnografía, que es un estudio del sueño durante la noche en un laboratorio especializado. Esta prueba registra diferentes parámetros como la actividad cerebral, la frecuencia cardíaca, el movimiento ocular y la respiración durante el sueño.

Tratamiento:

El tratamiento de los trastornos del sueño dependerá del diagnóstico específico y la gravedad de la afección:

Apnea del Sueño:

Dispositivos de Presión Positiva: El tratamiento principal para la apnea del sueño es el uso de dispositivos como el CPAP (presión positiva continua en las vías respiratorias) para mantener las vías respiratorias abiertas durante el sueño.
Cambios en el Estilo de Vida: Se pueden recomendar cambios en la dieta, pérdida de peso y evitar el consumo de alcohol y tabaco antes de acostarse.
Insomnio:

Terapia Cognitivo-Conductual: Esta terapia se centra en cambiar los patrones de pensamiento y comportamiento que contribuyen al insomnio.
Medicamentos: En algunos casos, se pueden recetar medicamentos para ayudar a conciliar el sueño. Sin embargo, su uso debe ser supervisado cuidadosamente.
Trastornos del Ritmo Circadiano:

Terapia de Luz: Para ajustar los ritmos circadianos, se puede recomendar la exposición a la luz durante ciertos momentos del día.
Cambios en el Horario: Modificar los horarios de sueño y vigilia para alinearlos con los ritmos naturales del cuerpo.
Narcolepsia y Otros Trastornos del Sueño: El tratamiento puede incluir medicamentos específicos para controlar los síntomas y mejorar la calidad del sueño.

Educación del Paciente: El otorrinolaringólogo brindará orientación sobre prácticas de higiene del sueño, como mantener un ambiente propicio para dormir y establecer una rutina regular de sueño.

El diagnóstico y tratamiento de los trastornos del sueño es un enfoque multidisciplinario que puede involucrar a diferentes especialidades médicas. Un otorrinolaringólogo colaborará con otros profesionales de la salud, como neurólogos y especialistas en medicina del sueño, para asegurarse de que el paciente reciba el diagnóstico correcto y el tratamiento adecuado para mejorar su calidad de sueño y su bienestar general.

Más Información

Los métodos, equipos y procedimientos descritos pueden variar por médico y sucursal sin previo aviso.

Debes considerar consultar a un otorrinolaringólogo si experimentas cualquiera de los siguientes síntomas o situaciones relacionados con el oído, la nariz, la garganta y problemas relacionados con el equilibrio y el sueño:

Problemas de Audición: Si tienes dificultades para escuchar o experimentas pérdida auditiva, ya sea de forma gradual o repentina.

Infecciones Recurrentes del Oído: Si padeces infecciones del oído frecuentes o crónicas, especialmente si afectan a niños.

Mareos y Vértigo: Si sufres de mareos o sensación de giro, que pueden estar relacionados con problemas en el equilibrio y el sistema vestibular.

Problemas de Voz: Si tienes cambios en la voz, ronquera persistente o problemas para hablar.

Ronquidos y Apnea del Sueño: Si roncas fuertemente o si tienes sospechas de apnea del sueño (interrupción de la respiración durante el sueño).

Problemas Nasales: Si experimentas congestión nasal persistente, secreción nasal, sinusitis recurrente o cambios en el sentido del olfato.

Dolor de Garganta: Si sufres de dolor de garganta recurrente, amigdalitis crónica o inflamación de las amígdalas.

Problemas de Equilibrio: Si presentas problemas de equilibrio, mareos o vértigo que afectan tu capacidad para mantener una postura estable.

Alergias: Si tienes alergias que afectan tu calidad de vida y no responden al tratamiento habitual.

Tumores y Lesiones: Si notas la presencia de bultos, masas o lesiones en el área de la cabeza y el cuello.

Cambios en la Audición o el Equilibrio Después de una Lesión: Si has sufrido una lesión en la cabeza o el cuello y experimentas cambios en la audición o el equilibrio.

Problemas Relacionados con el Sueño: Si tienes trastornos del sueño como insomnio, apnea del sueño o narcolepsia.

Recuerda que la consulta con un otorrinolaringólogo es crucial para obtener un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado. Si experimentas alguno de estos síntomas o situaciones, no dudes en programar una cita con un otorrinolaringólogo para recibir la evaluación y atención necesarias.

– Implante Coclear
– Neurinoma
– Otitis
– Perdida de Audición
– Problemas de Tímpano
– Retiro de Tapones
– Rinorrea Crónica
– Sinusitis
– Tumores ORL
– Vértigo
– Entre Otros…

Si no encuentras en la lista algún padecimiento que necesite atención, ¡Contáctanos!
Será un placer atenderte.

Además de los servicios mencionados anteriormente, un otorrinolaringólogo de Punto Clínico puede ofrecer una variedad de servicios adicionales relacionados con el cuidado de los órganos sensoriales y las funciones de la cabeza y el cuello.

Algunos de estos servicios otorrinolaringológicos incluyen:

Tratamiento de Alergias Nasales: Diagnóstico y manejo de alergias nasales y sinusales que pueden afectar la respiración y la calidad de vida.

Tratamiento de Pérdida de Olfato y Gusto: Evaluación y tratamiento de la pérdida del sentido del olfato (anosmia) y del gusto (disgeusia).

Manejo de Problemas de Glándulas Salivales: Diagnóstico y tratamiento de trastornos que afectan las glándulas salivales, como cálculos o inflamación.

Manejo de Problemas de la Tiroides: Evaluación y tratamiento de trastornos de la tiroides, como hipotiroidismo, hipertiroidismo o nódulos tiroideos.

Tratamiento de Problemas de Deglución: Evaluación y manejo de trastornos de la deglución que pueden afectar la capacidad para tragar de manera segura.

Tratamiento de Infecciones del Oído Externo: Diagnóstico y tratamiento de infecciones del oído externo (otitis externa), comúnmente conocidas como “oído de nadador”.

Manejo de Mareos y Trastornos Vestibulares: Evaluación y tratamiento de problemas del equilibrio y el sistema vestibular que pueden causar mareos y vértigo.

Asesoramiento en Protección Auditiva: Brindar recomendaciones para la protección auditiva en situaciones ruidosas o para personas que trabajan en entornos ruidosos.

Estos son solo algunos ejemplos de los servicios adicionales que un otorrinolaringólogo de Punto Clínico puede ofrecer. Si tienes inquietudes o problemas en estas áreas, un otorrinolaringólogo es el profesional adecuado para evaluar y tratar tus necesidades de salud.

Una consulta en Punto Clínico es una experiencia sumamente profesional. Utilizando equipo de última tecnología, nuestros Doctores y Especialistas altamente capacitados, te atenderán de manera integral en instalaciones modernas, limpias y debidamente sanitizadas.

Mientras estés en la consulta, que dura 30 minutos, los expertos de Punto Clínico elaborarán tu Historial Clínico Electrónico, recopilando toda tu información para que puedas tener acceso a ella cuando lo necesites. En algunos casos, cuando el paciente lo necesite, se puede recomendar hacer una reserva doble con el objetivo de satisfacer cualquier duda que pueda surgir.

Te invitamos a hacer tu visita lo antes posible, los Médicos Especialistas, el personal de Enfermería y todo el staff administrativo y de soporte te brindarán la atención personalizada que tu necesitas. Si agendas tu cita con suficiente anticipación podrás escoger el horario en el que prefieres visitarnos.

Conoce nuestras ubicaciones haciendo click aquí.

Conoce nuestras promociones haciendo click aquí.

Excelencia en Atención
Médica Especializada

Testimonios de nuestros pacientes

nuestras consultas incluyen

Diagnostico Asistido por Inteligencia Artificial

certeza

96% de Precisión a la hora de realizar un diagnóstico.

Tiempo

Reducción significativa de tiempo en el diagnóstico.

Seguridad

6.000 enfermedades y 4.000 fármacos causales cubiertos.

Validación

Validado bajo los estándares más altos disponibles.

Instalaciones de Primera

Todo lo necesario para atenderte de la mejor manera

Play Video about Conoce Nuestras Instalaciones

¿Más Información?

Contáctanos

Agenda tu Cita

escoge la opción de tu preferencia

¡Será un placer atenderte!