Punto Clínico TE ACOMPAÑA con PODCASTS PLAYLISTS VÍDEOS

La Red de Clínicas Médicas más GRANDE ACCESIBLE PRÁCTICA HUMANA de la Ciudad de México

Médico
Cardiólogo
$599

por consulta

Diagnostico Asistido por Inteligencia Artificial

La Red de Clínicas Médicas más GRANDE ACCESIBLE PRÁCTICA HUMANA de la Ciudad de México

Médico

Cardiólogo

$599

por consulta

Padecimientos que tratamos

Conócenos

te encantará nuestra atención

portada video punto clinico especialistas
Play Video
Tu Clínica Cardiológica
de confianza
$599 pesos por consulta con un(a) Especialista en Cardiología
Consulta con Cardiólogos altamente capacitados, especialistas en la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades cardiovasculares.

Contamos con 8 sucursales en la Ciudad de México (CDMX), servicios de Laboratorio, Farmacia e Imagenología, así como servicios complementarios en Medicina Preventiva y Detección Oportuna.

8 sucursales

en Ciudad de México

Ultrasonido

Laboratorio y Farmacia

Medicos

Especialistas Certificados

Tu Consulta

Los métodos, equipos y procedimientos descritos pueden variar por médico y sucursal sin previo aviso.

Una consulta cardiológica integral realizada de forma periódica es fundamental para la salud y bienestar cardiovascular de cualquier persona. Durante una revisión cardiológica, se realiza una exploración física general del estado de salud del paciente con el fin de diagnosticar de forma temprana enfermedades cardiovasculares o bien factores de riesgo que puedan desencadenar dichas enfermedades, como la diabetes, hipertensión, dislipidemias, entre otros.

Se recomienda que el adulto acuda a valoración cardiológica de forma anual.

Lo primero que se realizará al acudir a su valoración, será una historia clínica completa, con la que lograremos obtener información personal y de esta forma lograr identificar la carga genética que pueda predisponer al paciente a distintas enfermedades cardiovasculares.

Posteriormente el médico especialista en cardiología realizará una exploración física detallada, con la que valorará la necesidad de realizar distintas pruebas cardiológicas y con esto brindar una valoración completa al paciente.

Las pruebas comúnmente utilizadas serían las siguientes:

-Electrocardiograma en reposo

-Ecocardiograma doppler

-Prueba de esfuerzo

-Holter de 24 hrs

En Punto Clínico nos esforzamos por ofrecerte el mejor servicio al mejor precio. Por eso hemos creado varios paquetes de atención personalizada para que puedas realizar tu check up cardiológico.

Algunos de nuestros paquetes son:

Evaluación de riesgo cardiovascular: Este paquete se enfoca en pacientes que desean conocer su riesgo de enfermedades cardiovasculares. Incluye un exhaustivo examen médico, análisis de laboratorio para medir los niveles de colesterol, glucosa y otros marcadores cardiovasculares, así como evaluación de factores de riesgo como el historial familiar, la dieta y el estilo de vida. Con esta información, el cardiólogo desarrolla un plan personalizado para mejorar la salud del corazón y prevenir futuros problemas.

Plan de control de hipertensión: Dirigido a pacientes con hipertensión arterial, este paquete incluye monitoreo regular de la presión arterial, ajuste de medicación si es necesario y asesoramiento sobre cambios en el estilo de vida, como la dieta y el ejercicio, para mantener la presión arterial bajo control y reducir el riesgo de complicaciones cardiovasculares.

Evaluación de dolor torácico: Este paquete está diseñado para pacientes que experimentan dolor o molestias en el pecho. Incluye pruebas de diagnóstico como electrocardiograma (ECG), ecocardiograma y prueba de esfuerzo para evaluar la salud cardíaca y descartar posibles problemas como angina de pecho o enfermedad coronaria.

Seguimiento posoperatorio: Para pacientes que han sido sometidos a cirugía cardíaca o intervenciones coronarias, este paquete ofrece un cuidadoso seguimiento para asegurar una recuperación exitosa. Incluye visitas regulares al cardiólogo, pruebas de monitoreo y asesoramiento sobre el cuidado postoperatorio.

Evaluación de arritmias cardíacas: Dirigido a pacientes con trastornos del ritmo cardíaco, este paquete incluye pruebas de diagnóstico avanzadas, como Holter, prueba de inclinación y electrosfisiología, para identificar y tratar eficazmente las arritmias y mejorar la calidad de vida del paciente.

Asesoramiento para pacientes con enfermedades crónicas: Este paquete está diseñado para pacientes con enfermedades crónicas como insuficiencia cardíaca, enfermedad arterial coronaria o diabetes. El cardiólogo trabaja en conjunto con otros profesionales de la salud para brindar un enfoque integral de la atención médica, lo que incluye la optimización del tratamiento, asesoramiento sobre cambios en el estilo de vida y educación sobre el manejo de la enfermedad para mejorar la calidad de vida del paciente.

Estos paquetes de atención personalizada proporcionan enfoques específicos y centrados en el paciente para abordar diversas condiciones cardiovasculares y ayudar a los pacientes a mantener un corazón sano y una vida plena. Cada paquete puede adaptarse según las necesidades individuales de cada paciente.

Todos nuestros médicos y médicas en el área de cardiología se encuentran acreditados como especialistas en cardiología.

Puedes esperar de ellos una atención amable donde la prioridad es aclarar todas tus dudas y encontrar el mejor tratamiento para ti.
Buscamos activamente a los mejores doctores, aquellos que se mantienen en constante capacitación a nivel nacional e internacional, para poder brindar el mejor servicio en cuestión de atención médica de calidad.
Ponemos mucho cuidado en que cada consulta sea una experiencia agradable. Los doctores y personal de enfermería certificado harán todo lo posible por mantenerte cómoda y plenamente informada durante toda la consulta.
Puedes confiar en nuestros especialistas que, junto al resto de nuestro equipo médico, se encargará de mantener y actualizar tu expediente con cada visita permitiéndonos atenderte de una manera personal. Todo lo anterior para poder ofrecer la mejor atención por un equipo de cardiólogos certificados y activos en la comunidad médica.

Un especialista en cardiología está capacitado para diagnosticar y tratar una amplia gama de enfermedades cardíacas, incluyendo enfermedades coronarias, insuficiencia cardíaca, arritmias, valvulopatías y otras afecciones cardiovasculares.

Además, pueden proporcionar asesoramiento sobre prevención de enfermedades cardiovasculares y promoción de la salud cardíaca.

La especialización en cardiología requiere una formación rigurosa y actualizada debido a la complejidad y la importancia crítica del sistema cardiovascular en la salud general de los pacientes.

Un especialista en cardiología es un médico que se ha sometido a una residencia o entrenamiento avanzado después de obtener su título de médico general. Durante esta especialización, el médico adquiere conocimientos y habilidades especializadas en el diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades del corazón y del sistema cardiovascular.

El proceso para convertirse en especialista en cardiología generalmente incluye:

Completar la carrera de medicina: El individuo debe obtener un título de médico general (Doctor en Medicina o Médico Cirujano, dependiendo del país).

Residencia en medicina interna: Después de obtener el título de médico, el especialista en cardiología generalmente completa una residencia en medicina interna, que proporciona una formación integral en diversas especialidades médicas.

Especialización en cardiología: Después de la residencia en medicina interna, el médico elige seguir una especialización en cardiología, lo que implica un entrenamiento intensivo en el diagnóstico y manejo de enfermedades cardiovasculares.

Fellowship o subespecialización (opcional): Algunos especialistas en cardiología optan por realizar un fellowship o subespecialización en áreas específicas de la cardiología, como cardiología intervencionista, electrofisiología, ecocardiografía, entre otras. Esto les permite enfocarse en áreas de mayor especialización y experiencia.

En Punto Clínico queremos que te sientas como en casa.

Si nos lo permites, nuestra prioridad al atenderte siempre será:

1- Diagnosticar correctamente.

2- Realizar el tratamiento correspondiente de la manera adecuada.

3- Dar el debido seguimiento para su resolución y/o control.

En la actualidad existen numerosos métodos y procesos a través de los cuales se pueden erradicar o minimizar los síntomas de una gran variedad de condiciones.

Existen distintos tipos de tratamiento que ponemos a tu alcance.

Acércate a nosotros, te atenderemos con mucho gusto para ayudarte a gozar del mejor estado de salud posible. Todo nuestro equipo y recursos médicos están a tu disposición.

El equipo de médico(a)s especialistas en Cardiología de Punto Clínico está conformado por un grupo de profesionales de la salud apasionados por sus pacientes, que toman en cuenta las situaciones únicas por las que está pasando su paciente, que buscan de manera proactiva mejorar sus métodos, técnicas o procedimientos y que son conscientes de la importancia de un trato amable y empático hacia todas las personas que atiende.

Nuestro equipo de cardiólogos está listo para recibirte en instalaciones limpias y modernas, debidamente equipadas con todo el equipo médico necesario para brindarte una atención completa y de alta calidad.

Agenda tu cita para realizar tu chequeo cardiológico.

Nuestros Servicios

Los métodos, equipos y procedimientos descritos pueden variar por médico y sucursal sin previo aviso.

Es un proceso médico completo y exhaustivo que realiza un cardiólogo para evaluar la salud cardiovascular de un paciente. Esta evaluación tiene como objetivo identificar posibles problemas cardíacos y factores de riesgo que puedan afectar la función y salud del corazón.

Durante una Evaluación Cardíaca Integral, el cardiólogo recopila información detallada sobre el paciente, que incluye:

Historial médico: Se revisan los antecedentes de salud del paciente, incluyendo enfermedades previas, cirugías, medicamentos que toma y cualquier afección crónica.

Historial familiar: Se indaga sobre enfermedades cardíacas u otros problemas cardiovasculares que puedan estar presentes en familiares cercanos, ya que ciertas afecciones pueden tener una predisposición genética.

Estilo de vida y factores de riesgo: Se analizan los hábitos del paciente, como la dieta, el nivel de actividad física, el consumo de tabaco y alcohol, y otros factores de riesgo, como la obesidad, la hipertensión y la diabetes.

Examen físico: Se realiza un examen detallado para evaluar el corazón, los pulmones y otros sistemas del cuerpo en busca de signos de enfermedades cardiovasculares.

Pruebas de diagnóstico: El cardiólogo puede solicitar diversas pruebas, como electrocardiograma (ECG), ecocardiografía, prueba de esfuerzo, análisis de sangre para medir los niveles de lípidos y glucosa, entre otras, para evaluar la función cardíaca y detectar posibles anomalías.

Discusión y asesoramiento: Basado en los hallazgos de la evaluación, el cardiólogo proporciona al paciente asesoramiento sobre medidas de prevención y cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a mantener un corazón saludable y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

La Evaluación Cardíaca Integral permite al cardiólogo obtener una imagen completa de la salud cardiovascular del paciente y ayuda a identificar cualquier problema temprano, lo que puede permitir un tratamiento oportuno y reducir el riesgo de complicaciones graves en el futuro. Es una herramienta fundamental para el diagnóstico y manejo de enfermedades del corazón, así como para el fomento de una vida saludable y consciente de los factores de riesgo.

El tratamiento de las arritmias, que son ritmos cardíacos anormales, puede variar dependiendo del tipo y la gravedad de la arritmia. Los objetivos del tratamiento suelen centrarse en restablecer el ritmo cardíaco normal, controlar la frecuencia cardíaca y prevenir complicaciones. Aquí hay algunos enfoques comunes para el tratamiento de las arritmias:

Cambios en el estilo de vida: En algunos casos, las modificaciones en el estilo de vida pueden ayudar a controlar las arritmias. Estos cambios pueden incluir reducir el consumo de cafeína, alcohol y tabaco, así como manejar el estrés y mantener una dieta saludable y rutina de ejercicio.

Medicamentos: Los medicamentos antiarrítmicos se recetan comúnmente para regular el ritmo cardíaco. Estos medicamentos pueden disminuir o estabilizar los impulsos eléctricos en el corazón, previniendo que las arritmias ocurran o reduciendo su frecuencia. El medicamento específico recetado dependerá del tipo de arritmia y del historial médico del paciente.

Cardioversión: Este procedimiento consiste en administrar una descarga eléctrica controlada al corazón para restaurar un ritmo normal. La cardioversión se utiliza frecuentemente para ciertos tipos de fibrilación auricular u otras arritmias que pueden ser fácilmente revertidas a un ritmo normal.

Ablación con catéter: En este procedimiento, se introduce un catéter en el corazón para localizar y destruir el tejido anormal responsable de la arritmia. La ablación con catéter es particularmente efectiva para ciertos tipos de taquicardias supraventriculares y otras arritmias focales.

Marcapasos: Para pacientes con bradicardia (ritmo cardíaco lento), se puede implantar un marcapasos. Un marcapasos es un pequeño dispositivo que ayuda a regular la frecuencia cardíaca mediante el envío de impulsos eléctricos al corazón cuando es necesario.

Desfibriladores cardioversores implantables (DCI): Los DCI se utilizan para pacientes en riesgo de arritmias ventriculares potencialmente mortales. Estos dispositivos monitorean el ritmo cardíaco y administran una descarga eléctrica para restaurar un ritmo normal si se detecta una arritmia peligrosa.

Manejo del estilo de vida y riesgos: Para pacientes con ciertos tipos de arritmias, como la fibrilación auricular, pueden recetarse medicamentos anticoagulantes para reducir el riesgo de coágulos sanguíneos y accidentes cerebrovasculares.

Es importante destacar que el plan de tratamiento para las arritmias es altamente individualizado. La elección del tratamiento dependerá de factores como el tipo de arritmia, la salud general del paciente y cualquier condición subyacente que puedan tener. Un cardiólogo, en colaboración con otros profesionales de la salud, evaluará la situación específica del paciente y desarrollará un plan de tratamiento personalizado para lograr los mejores resultados posibles. Las visitas de seguimiento regulares y el monitoreo son cruciales para asegurar que el tratamiento sea efectivo y que la arritmia se mantenga bajo control.

El tratamiento de la hipercolesterolemia implica una serie de enfoques y acciones destinadas a reducir los niveles elevados de colesterol en la sangre y prevenir o controlar las enfermedades cardiovasculares asociadas.

Algunas de las principales acciones que implica el tratamiento son las siguientes:

Cambios en el estilo de vida: Uno de los pilares fundamentales del tratamiento es realizar modificaciones en el estilo de vida. Esto puede incluir una dieta saludable, baja en grasas saturadas y colesterol, y rica en frutas, verduras, granos enteros y proteínas magras. Se recomienda reducir el consumo de alimentos procesados, frituras y azúcares. Además, se alienta a mantener un peso corporal saludable y a aumentar la actividad física regular, como caminar, nadar o realizar ejercicios aeróbicos.

Dejar de fumar: El hábito de fumar puede disminuir los niveles de colesterol HDL (“colesterol bueno”) y aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Por lo tanto, dejar de fumar es esencial para el tratamiento de la hipercolesterolemia y la protección del corazón.

Medicamentos hipolipemiantes: Si los cambios en el estilo de vida no son suficientes para alcanzar los niveles de colesterol deseados, el médico puede recetar medicamentos hipolipemiantes, como estatinas, fibratos o inhibidores de la PCSK9. Estos medicamentos ayudan a reducir la producción de colesterol en el hígado o aumentan la eliminación de colesterol de la sangre.

Seguimiento médico y pruebas de laboratorio: Durante el tratamiento, se realizarán análisis de sangre periódicos para controlar los niveles de colesterol y evaluar la respuesta al tratamiento. El médico evaluará el progreso del paciente y realizará ajustes en la medicación según sea necesario.

Educación y autocuidado: Es importante que el paciente reciba educación sobre la hipercolesterolemia y su tratamiento, para entender la importancia de cumplir con el plan de tratamiento y realizar un cuidado personal adecuado. Esto incluye seguir las indicaciones médicas, tomar los medicamentos según lo prescrito y mantener un estilo de vida saludable.

Prevención de enfermedades cardiovasculares: El objetivo principal del tratamiento de la hipercolesterolemia es reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, como enfermedades coronarias y accidentes cerebrovasculares. Por lo tanto, se enfocará en controlar los factores de riesgo y mejorar la salud del corazón a largo plazo.

El tratamiento de la hipercolesterolemia es una estrategia a largo plazo y multifacética, que requiere un enfoque integral para abordar los niveles elevados de colesterol y mejorar la salud cardiovascular del paciente. La combinación de cambios en el estilo de vida y medicamentos efectivos puede llevar a resultados positivos y reducir significativamente el riesgo de complicaciones cardiovasculares.

El tratamiento de las enfermedades coronarias implica una serie de enfoques y estrategias destinadas a mejorar la circulación sanguínea en las arterias coronarias y reducir el riesgo de complicaciones cardiovasculares.

Las enfermedades coronarias son el resultado de la acumulación de placa en las arterias coronarias, lo que puede llevar a la obstrucción del flujo sanguíneo hacia el corazón. Algunas de las principales cosas que implica el tratamiento son las siguientes:

Cambios en el estilo de vida: Uno de los pilares fundamentales del tratamiento de las enfermedades coronarias es realizar modificaciones en el estilo de vida. Esto incluye una dieta saludable y equilibrada, baja en grasas saturadas y colesterol, y rica en frutas, verduras y granos enteros. Se recomienda reducir el consumo de alimentos procesados y azúcares. Además, se alienta a mantener un peso corporal saludable y realizar actividad física regular, siempre bajo la supervisión médica.

Medicamentos: Los medicamentos son utilizados para controlar los factores de riesgo y mejorar la función del corazón. Algunos de los medicamentos comunes utilizados en el tratamiento de las enfermedades coronarias incluyen aspirina u otros antiagregantes plaquetarios para prevenir la formación de coágulos sanguíneos, estatinas para reducir los niveles de colesterol y medicamentos para controlar la presión arterial, los niveles de azúcar en la sangre y otros factores de riesgo.

Angioplastia y stent: Para aliviar las obstrucciones en las arterias coronarias, se puede realizar una angioplastia coronaria. Durante este procedimiento, se inserta un catéter con un balón en la arteria obstruida y se infla para abrir el vaso sanguíneo. A menudo, se coloca un stent metálico para mantener la arteria abierta y mejorar el flujo sanguíneo.

Cirugía de bypass coronario: En casos más graves de enfermedades coronarias con múltiples obstrucciones, puede ser necesario realizar una cirugía de bypass coronario. En este procedimiento, se utiliza una vena o arteria del paciente para crear un puente alrededor de las arterias obstruidas, permitiendo que la sangre fluya directamente al corazón.

Rehabilitación cardíaca: La rehabilitación cardíaca es un programa estructurado de ejercicios y educación diseñado para ayudar a los pacientes a recuperarse después de un evento cardíaco, como un infarto agudo de miocardio o una angioplastia. Estos programas incluyen ejercicios supervisados, educación sobre la enfermedad cardíaca, la importancia de los cambios en el estilo de vida y el manejo de factores de riesgo.

Seguimiento médico y prevención: Es esencial realizar un seguimiento médico regular con el cardiólogo para evaluar el progreso del paciente y ajustar el tratamiento según sea necesario. Además, se enfatizará la prevención de futuros eventos cardíacos, lo que incluye mantener un estilo de vida saludable, tomar los medicamentos según lo indicado y controlar los factores de riesgo.

El tratamiento de las enfermedades coronarias es un proceso integral que requiere una combinación de enfoques médicos y cambios en el estilo de vida. Con el tratamiento adecuado y un manejo adecuado de los factores de riesgo, es posible mejorar la calidad de vida del paciente y reducir el riesgo de complicaciones cardiovasculares.

El tratamiento de la insuficiencia cardíaca implica una combinación de enfoques destinados a mejorar la función del corazón, aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente.

La insuficiencia cardíaca ocurre cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo. Algunas de las principales cosas que implica el tratamiento son las siguientes:

Medicamentos: Se utilizan diversos medicamentos para mejorar la función del corazón, reducir la carga de trabajo del mismo y controlar los síntomas. Algunos medicamentos comunes utilizados en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca incluyen inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA), bloqueadores de los receptores de angiotensina (BRA), betabloqueantes, diuréticos y espironolactona. Estos medicamentos pueden ayudar a reducir la retención de líquidos, mejorar la función del corazón y aliviar la dificultad para respirar.

Cambios en el estilo de vida: Los cambios en el estilo de vida son esenciales en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca. Esto incluye seguir una dieta baja en sodio para reducir la retención de líquidos, controlar la ingesta de líquidos, evitar el consumo de alcohol y tabaco, y mantener un peso corporal saludable. Se recomienda también realizar ejercicio físico regularmente, adaptado a las capacidades y necesidades del paciente.

Control de factores de riesgo: Es fundamental controlar y tratar otros factores de riesgo que puedan empeorar la insuficiencia cardíaca, como la hipertensión arterial, la diabetes y los niveles elevados de colesterol.

Dispositivos médicos: En algunos casos, se pueden utilizar dispositivos médicos para mejorar la función del corazón. Por ejemplo, los dispositivos de resincronización cardíaca (CRT) pueden ayudar a coordinar los latidos del corazón en pacientes con ciertos tipos de insuficiencia cardíaca.

Cirugía: En casos graves de insuficiencia cardíaca, puede ser necesario realizar una cirugía, como una cirugía de revascularización coronaria o un trasplante de corazón, dependiendo de la causa y gravedad de la afección.

Educación y autocuidado: La educación del paciente y el autocuidado son fundamentales en el manejo de la insuficiencia cardíaca. Los pacientes deben aprender a reconocer los síntomas de empeoramiento y saber cuándo buscar atención médica de emergencia. Además, el médico proporcionará información sobre cómo seguir el plan de tratamiento y manejar la enfermedad de manera efectiva.

El tratamiento de la insuficiencia cardíaca es un proceso continuo que requiere una atención médica y seguimiento regular para ajustar el tratamiento según las necesidades cambiantes del paciente. Con un manejo adecuado y una adherencia al plan de tratamiento, muchos pacientes con insuficiencia cardíaca pueden llevar una vida activa y satisfactoria.

El tratamiento de la fibrilación auricular (FA) implica una serie de enfoques destinados a controlar el ritmo cardíaco, prevenir complicaciones y mejorar la calidad de vida del paciente. La fibrilación auricular es una arritmia común en la que los atrios del corazón laten de manera irregular e ineficiente. Algunas de las principales cosas que implica el tratamiento son las siguientes:

Control del ritmo cardíaco: El objetivo principal del tratamiento es restaurar un ritmo cardíaco normal o controlar la frecuencia cardíaca. Para lograr esto, se pueden utilizar medicamentos antiarrítmicos para restablecer y mantener el ritmo sinusal normal.

Anticoagulación: La fibrilación auricular aumenta el riesgo de formación de coágulos sanguíneos en el corazón, que pueden llevar a accidentes cerebrovasculares o embolias. Por lo tanto, en muchos casos, se recetan medicamentos anticoagulantes, como warfarina o los nuevos anticoagulantes orales (NOAC), para reducir este riesgo.

Control de factores de riesgo: Es esencial controlar y tratar otros factores de riesgo que puedan empeorar la fibrilación auricular, como la hipertensión arterial, la diabetes, el consumo de alcohol y el tabaquismo.

Cardioversión: En algunos casos, si la fibrilación auricular es reciente o persistente, se puede realizar una cardioversión eléctrica o farmacológica. Esto implica administrar un choque eléctrico controlado o ciertos medicamentos para restaurar un ritmo cardíaco normal.

Ablación por catéter: En casos de fibrilación auricular resistente a los medicamentos o recidivante, se puede realizar una ablación por catéter. En este procedimiento, se inserta un catéter en el corazón para destruir el tejido responsable de la arritmia y restaurar un ritmo sinusal normal.

Educación y autocuidado: La educación del paciente y el autocuidado son fundamentales para manejar la fibrilación auricular. Los pacientes deben aprender a reconocer los síntomas de empeoramiento y saber cuándo buscar atención médica de emergencia. Además, se les proporcionará información sobre cómo seguir el plan de tratamiento y manejar la enfermedad de manera efectiva.

Es importante tener en cuenta que el tratamiento de la fibrilación auricular es altamente individualizado y dependerá de la gravedad de la arritmia, la presencia de otras condiciones médicas y las preferencias del paciente. La colaboración entre el paciente y el cardiólogo es clave para lograr un manejo exitoso de la fibrilación auricular y reducir el riesgo de complicaciones asociadas.

Más Información

Los métodos, equipos y procedimientos descritos pueden variar por médico y sucursal sin previo aviso.

Es recomendable visitar a un cardiólogo en varias situaciones y etapas de la vida, tanto como parte de un chequeo médico de rutina como cuando se presenten síntomas o factores de riesgo relacionados con problemas cardiovasculares.

Algunas situaciones en las que es recomendable visitar a un cardiólogo:

Chequeos médicos regulares: Incluso si no se presentan síntomas aparentes, es recomendable realizar chequeos médicos regulares, especialmente después de cierta edad o si se tienen factores de riesgo cardiovascular como hipertensión, diabetes, colesterol elevado, antecedentes familiares de enfermedades cardíacas, tabaquismo, obesidad o inactividad física.

Síntomas cardiovasculares: Si experimentas síntomas relacionados con el corazón o los vasos sanguíneos, como dolor en el pecho, dificultad para respirar, palpitaciones, desmayos o mareos, es importante consultar a un cardiólogo de inmediato para una evaluación y diagnóstico adecuados.

Evaluación de factores de riesgo: Si tienes factores de riesgo para enfermedades cardíacas, como los mencionados anteriormente, un cardiólogo puede realizar una evaluación para determinar tu riesgo cardiovascular y establecer un plan de prevención y manejo.

Monitoreo de condiciones existentes: Si ya has sido diagnosticado con una enfermedad cardiovascular, como hipertensión, insuficiencia cardíaca, enfermedades coronarias o arritmias, es esencial visitar regularmente a un cardiólogo para evaluar el progreso de la enfermedad y ajustar el tratamiento según sea necesario.

Preparación para cirugías o procedimientos: Si se tiene planeada una cirugía mayor, como una operación de corazón o una angioplastia, un cardiólogo puede realizar una evaluación preoperatoria para asegurarse de que el corazón esté en condiciones óptimas para la intervención.

Planificación de un embarazo: Si estás planeando un embarazo y tienes antecedentes de enfermedades cardíacas o factores de riesgo, es recomendable consultar a un cardiólogo para asegurarte de que tu corazón esté en buenas condiciones para el embarazo.

Recuerda que siempre es mejor prevenir y detectar a tiempo cualquier problema cardiovascular. Si tienes dudas o preocupaciones acerca de tu salud cardiovascular, no dudes en consultar a un cardiólogo, quien podrá realizar una evaluación completa y brindar las recomendaciones y el tratamiento adecuado para tu situación.

– Aneurismas
– Arritmias
– Cardiomiopatías
– Hipercolesterolemia
– Hipertensión Arterial- Infarto
– Insuficiencia Cardiaca
– Valvulopatías
– Entre Otros…

Si no encuentras en la lista algún padecimiento que necesite atención, ¡Contáctanos!
Será un placer atenderte.

Además de los servicios y tratamientos comunes proporcionados por un cardiólogo, existen otros servicios cardiológicos más especializados y avanzados que pueden considerarse según las necesidades del paciente.

Algunos de estos servicios son:

Electrofisiología cardíaca: Especialistas en electrofisiología cardíaca se enfocan en el estudio y tratamiento de las arritmias cardíacas complejas. Realizan estudios electrofisiológicos invasivos para mapear y localizar las fuentes de arritmias y pueden llevar a cabo procedimientos como la ablación por catéter para corregir arritmias específicas.

Ecocardiografía transesofágica (ETE): Esta técnica utiliza una sonda de ultrasonido introducida en el esófago para obtener imágenes detalladas del corazón desde una posición más cercana. Se utiliza para evaluar las estructuras cardíacas y detectar posibles problemas en las válvulas o el tejido del corazón.

Pruebas de esfuerzo: Las pruebas de esfuerzo o ergometría se realizan para evaluar la función cardiovascular durante el ejercicio físico. Se utilizan para diagnosticar enfermedades cardíacas, evaluar la capacidad de ejercicio y ajustar programas de rehabilitación cardíaca.

Evaluación preoperatoria: Antes de cirugías mayores o procedimientos invasivos, se realiza una evaluación cardiológica para asegurarse de que el corazón esté en condiciones óptimas para la intervención.

Monitoreo ambulatorio del ritmo cardíaco (Holter): Los estudios Holter permiten registrar y analizar el ritmo cardíaco durante un período prolongado, generalmente de 24 a 48 horas o más. Esto ayuda a detectar arritmias intermitentes o evaluar la eficacia del tratamiento en pacientes con arritmias crónicas.

Cardiología intervencionista: Este campo se enfoca en procedimientos invasivos para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades cardiovasculares, como angioplastias coronarias, implantación de stents y cierre de defectos cardíacos congénitos.

Pruebas genéticas cardíacas: Algunos cardiólogos pueden ofrecer pruebas genéticas para identificar mutaciones hereditarias que aumenten el riesgo de enfermedades cardíacas y proporcionar asesoramiento genético a pacientes y sus familiares.

Rehabilitación cardíaca: Los programas de rehabilitación cardíaca ofrecen una combinación de ejercicio supervisado, educación y apoyo para pacientes que han sufrido un evento cardíaco o han sido sometidos a procedimientos cardíacos.

Es esencial destacar que la disponibilidad de estos servicios puede variar según la sucursal y la especialización del cardiólogo. Los pacientes deben consultar con su cardiólogo regular para determinar qué servicios adicionales pueden estar disponibles y ser más apropiados para su situación clínica.

Una consulta en Punto Clínico es una experiencia sumamente profesional. Utilizando equipo de última tecnología, nuestros Doctores y Especialistas altamente capacitados, te atenderán de manera integral en instalaciones modernas, limpias y debidamente sanitizadas.

Mientras estés en la consulta, que dura 30 minutos, los expertos de Punto Clínico elaborarán tu Historial Clínico Electrónico, recopilando toda tu información para que puedas tener acceso a ella cuando lo necesites. En algunos casos, cuando el paciente lo necesite, se puede recomendar hacer una reserva doble con el objetivo de satisfacer cualquier duda que pueda surgir.

Te invitamos a hacer tu visita lo antes posible, los Médicos Especialistas, el personal de Enfermería y todo el staff administrativo y de soporte te brindarán la atención personalizada que tu necesitas. Si agendas tu cita con suficiente anticipación podrás escoger el horario en el que prefieres visitarnos.

Conoce nuestras ubicaciones haciendo click aquí.

Conoce nuestras promociones haciendo click aquí.

Excelencia en Atención
Médica Especializada

Testimonios de nuestros pacientes

nuestras consultas incluyen

Diagnostico Asistido por Inteligencia Artificial

certeza

96% de Precisión a la hora de realizar un diagnóstico.

Tiempo

Reducción significativa de tiempo en el diagnóstico.

Seguridad

6.000 enfermedades y 4.000 fármacos causales cubiertos.

Validación

Validado bajo los estándares más altos disponibles.

Instalaciones de Primera

Todo lo necesario para atenderte de la mejor manera

Play Video about Conoce Nuestras Instalaciones

¿Más Información?

Contáctanos

Agenda tu Cita

escoge la opción de tu preferencia

¡Será un placer atenderte!