Punto Clínico TE ACOMPAÑA con PODCASTS PLAYLISTS VÍDEOS

La Red de Clínicas Médicas más GRANDE ACCESIBLE PRÁCTICA HUMANA de la Ciudad de México

Médico
Proctólogo
$599

por consulta

Diagnostico Asistido por Inteligencia Artificial

La Red de Clínicas Médicas más GRANDE ACCESIBLE PRÁCTICA HUMANA de la Ciudad de México

Médico

Proctólogo

$599

por consulta

Padecimientos que tratamos

Conócenos

te encantará nuestra atención

portada video punto clinico especialistas
Play Video
Tu Clínica Proctológica
de confianza
$599 pesos por consulta con un(a) Especialista en Proctología
Consulta con Médicos Proctólogos altamente capacitados, especialistas dedicados al tratamiento, a veces quirúrgico, de enfermedades del intestino, recto y ano.

Contamos con 8 sucursales en la Ciudad de México (CDMX), servicios de Laboratorio, Farmacia e Imagenología, así como servicios complementarios en Medicina Preventiva y Detección Oportuna.

8 sucursales

en Ciudad de México

Ultrasonido

Laboratorio y Farmacia

Medicos

Especialistas Certificados

Tu Consulta

Los métodos, equipos y procedimientos descritos pueden variar por médico y sucursal sin previo aviso.

Una consulta proctológica integral es una evaluación médica especializada en la que un proctólogo, también conocido como coloproctólogo, se encarga de diagnosticar, tratar y prevenir afecciones relacionadas con el área rectal y anal.

Durante esta consulta, el proctólogo realiza una evaluación completa de la salud de la región rectal y anal del paciente. Aquí se describe cómo suele ser una consulta proctológica integral:

Historia clínica detallada: El proctólogo inicia la consulta recopilando información sobre los antecedentes médicos, síntomas actuales, historia quirúrgica, tratamientos previos y otros detalles relevantes relacionados con la salud rectal y anal del paciente.

Entrevista y evaluación de síntomas: El paciente tiene la oportunidad de describir en detalle los síntomas que está experimentando, como dolor, sangrado, picazón, inflamación, secreción u otros problemas que afecten la zona rectal y anal.

Examen físico: El proctólogo realiza un examen físico meticuloso de la región rectal y anal para evaluar cualquier anomalía, inflamación, lesión o masa. Esto puede incluir la palpación de la zona, el uso de instrumentos especializados y otros métodos para una evaluación precisa.

Procedimientos diagnósticos: En algunos casos, el proctólogo puede realizar procedimientos adicionales para obtener más información. Esto puede incluir sigmoidoscopia, colonoscopia o anoscopia, que permiten una visualización más detallada de la región rectal y anal.

Diagnóstico y discusión: Basándose en la información recopilada durante la historia clínica, el examen físico y los procedimientos diagnósticos, el proctólogo establece un diagnóstico. Explica al paciente las posibles causas de sus síntomas y cualquier afección identificada.

Plan de tratamiento: Una vez que se realiza el diagnóstico, el proctólogo desarrolla un plan de tratamiento individualizado. Esto puede incluir recomendaciones de cambios en el estilo de vida, terapias médicas, procedimientos quirúrgicos si es necesario o cualquier otro enfoque adecuado para abordar la afección.

Educación y seguimiento: El proctólogo brinda información detallada al paciente sobre su afección, el tratamiento recomendado y los pasos a seguir. Se puede discutir sobre el manejo de los síntomas, la prevención y la importancia del seguimiento médico.

Enfoque multidisciplinario: En casos más complejos, el proctólogo puede colaborar con otros especialistas médicos, como cirujanos, gastroenterólogos o radiólogos, para brindar una atención integral y personalizada.

La consulta proctológica integral se centra en abordar las afecciones y problemas que afectan la zona rectal y anal de manera cuidadosa y profesional. Es importante programar una consulta con un proctólogo si se experimentan síntomas en esta área o si se requiere atención médica especializada en estas regiones del cuerpo.

Los paquetes de atención personalizada ofrecidos por un proctólogo pueden variar según el médico y la sucursal, pero generalmente incluyen una serie de servicios especializados para abordar afecciones rectales y anales de manera integral.

Algunos posibles paquetes de atención personalizada que podría ofrecer un proctólogo son:

Paquete de Evaluación Proctológica Completa: Este paquete puede incluir una consulta inicial exhaustiva, examen físico detallado de la zona rectal y anal, procedimientos diagnósticos como anoscopia o sigmoidoscopia, análisis de laboratorio si es necesario y el desarrollo de un plan de tratamiento individualizado.

Paquete de Tratamiento de Hemorroides: Este paquete se enfoca en el diagnóstico y tratamiento de las hemorroides. Puede incluir consultas de seguimiento, terapias médicas para aliviar los síntomas, procedimientos mínimamente invasivos como ligadura elástica o escleroterapia, y recomendaciones para prevenir futuros episodios.

Paquete de Manejo de Fisuras Anales: Este paquete se dirige al diagnóstico y tratamiento de las fisuras anales. Puede incluir consultas, examen físico, recomendaciones para aliviar el dolor y promover la cicatrización, y posiblemente procedimientos como la dilatación anal.

Paquete de Evaluación de Pólipos y Lesiones Anales: Enfocado en la detección y manejo de pólipos y lesiones en el área anal, este paquete puede involucrar exámenes de detección, biopsias, procedimientos para extirpar pólipos y seguimiento para asegurar la salud de la región.

Paquete de Consulta y Educación en Prevención de Enfermedades Anales: Este paquete se concentra en brindar información y orientación sobre la prevención de enfermedades anales, la higiene adecuada y la promoción de la salud en esta área.

Paquete de Seguimiento Postoperatorio: Si un paciente ha sido sometido a cirugía proctológica, este paquete puede incluir consultas de seguimiento para monitorear la recuperación, manejar cualquier complicación y asegurar una curación exitosa.

Paquete de Terapia Continua: En el caso de afecciones crónicas como enfermedad inflamatoria intestinal, un paquete de terapia continua podría involucrar consultas regulares, ajustes en el tratamiento y seguimiento a largo plazo.

Paquete de Evaluación y Tratamiento de Incontinencia Fecal: Enfocado en abordar problemas de incontinencia fecal, este paquete puede incluir evaluación, pruebas diagnósticas, terapias conservadoras y, si es necesario, recomendaciones para intervenciones quirúrgicas.

Es importante destacar que los paquetes de atención personalizada pueden variar según la sucursal, el médico tratante y las necesidades individuales de los pacientes.

Antes de seleccionar un paquete, es recomendable discutir con el proctólogo para asegurarse de que se adapte a sus necesidades específicas y recibir una atención integral y efectiva para sus problemas rectales y anales.

Todos nuestros médicos y médicas en el área de Proctología se encuentran acreditados como Médicos Proctólogos.

Puedes esperar de ellos una atención amable donde la prioridad es aclarar todas tus dudas y encontrar el mejor tratamiento para ti.

Buscamos activamente a los mejores doctores, aquellos que se mantienen en constante capacitación a nivel nacional e internacional, para poder brindar el mejor servicio en cuestión de atención médica de calidad.

Ponemos mucho cuidado en que cada consulta sea una experiencia agradable. Los doctores y personal de enfermería certificado harán todo lo posible por mantenerte cómoda y plenamente informada durante toda la consulta.

Puedes confiar en nuestros especialistas que, junto al resto de nuestro equipo médico, se encargará de mantener y actualizar tu expediente con cada visita permitiéndonos atenderte de una manera personal.

Todo lo anterior para poder ofrecer la mejor atención por un equipo de Médicos Proctólogos certificados y activos en la comunidad médica.

Un proctólogo es un médico especializado en la rama de la medicina llamada proctología o coloproctología, que se dedica al diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades que afectan el área rectal y anal, así como algunas condiciones relacionadas con el colon y el intestino grueso.

Los proctólogos son expertos en evaluar y tratar una amplia gama de afecciones que involucran el recto, el ano y la región perianal.

La proctología abarca una variedad de problemas médicos, incluyendo hemorroides, fisuras anales, abscesos anales, fístulas perianales, pólipos rectales, incontinencia fecal, prolapso rectal, entre otros.

Los proctólogos también pueden participar en la detección y el tratamiento de ciertas afecciones del colon, aunque en algunos casos estos problemas son tratados por gastroenterólogos, especialistas en enfermedades digestivas.

Para convertirse en proctólogo, un médico general debe completar una formación adicional en proctología o coloproctología, que suele consistir en un programa de residencia después de completar la formación médica básica. Durante este período de entrenamiento, adquieren conocimientos y habilidades especializados en el diagnóstico, tratamiento quirúrgico y no quirúrgico, y manejo de afecciones relacionadas con el recto y el ano.

Un proctólogo es un médico especializado en el cuidado de las enfermedades rectales y anales, y su experiencia se centra en brindar atención médica integral y específica para los pacientes que requieren tratamiento y manejo de afecciones en esta área del cuerpo.

En Punto Clínico queremos que te sientas como en casa.

Si nos lo permites, nuestra prioridad al atenderte siempre será:

1- Diagnosticar correctamente.

2- Realizar el tratamiento correspondiente de la manera adecuada.

3- Dar el debido seguimiento para su resolución y/o control.

En la actualidad existen numerosos métodos y procesos a través de los cuales se pueden erradicar o minimizar los síntomas de una gran variedad de condiciones.

Existen distintos tipos de tratamiento que ponemos a tu alcance.

Acércate a nosotros, te atenderemos con mucho gusto para ayudarte a gozar del mejor estado de salud posible. Todo nuestro equipo y recursos médicos están a tu disposición.

El equipo de Médicos Proctólogos de Punto Clínico está conformado por un grupo de profesionales de la salud apasionados por sus pacientes, que toman en cuenta las situaciones únicas por las que está pasando su paciente, que buscan de manera proactiva mejorar sus métodos, técnicas o procedimientos y que son conscientes de la importancia de un trato amable y empático hacia todas las personas que atiende.

Nuestro equipo de Médicos Proctólogos está listo para recibirte en instalaciones limpias y modernas, debidamente equipadas con todo el equipo médico necesario para brindarte una atención completa y de alta calidad.

Agenda tu cita para realizar tu chequeo con comodidad y certeza.

Nuestros Servicios

Los métodos, equipos y procedimientos descritos pueden variar por médico y sucursal sin previo aviso.

Los proctólogos de Punto Clínico realizan el diagnóstico y tratamiento de hemorroides a través de un proceso que involucra la evaluación de los síntomas, el examen físico y la selección del enfoque de tratamiento más adecuado. Los pasos generales son:

Diagnóstico:

Historia Clínica: El proctólogo comenzará recopilando información sobre tus síntomas, antecedentes médicos y estilo de vida. Los síntomas comunes de las hemorroides incluyen dolor, picazón, sangrado al defecar y molestias en el área anal.

Examen Físico: El médico realizará un examen físico del área anal y rectal. Esto puede incluir un examen visual y táctil para identificar hemorroides externas e internas.

Anoscopia o Proctoscopia: En algunos casos, el proctólogo puede usar instrumentos especiales como un anoscopio o proctoscopio para examinar más detalladamente el interior del recto y el canal anal. Esto puede ayudar a identificar la presencia y el grado de las hemorroides internas.

Tratamiento:

Cambios en el Estilo de Vida: Dependiendo de la gravedad de las hemorroides, el proctólogo puede recomendar cambios en la dieta y el estilo de vida para aliviar los síntomas. Estos cambios pueden incluir aumentar la ingesta de fibra, beber suficiente agua, evitar el estreñimiento y mantener una buena higiene anal.

Medicamentos Tópicos: Se pueden recetar cremas, ungüentos o supositorios que contengan ingredientes como corticosteroides o anestésicos locales para aliviar el dolor, la inflamación y la picazón.

Procedimientos Mínimamente Invasivos: Para casos más graves o persistentes, el proctólogo puede realizar procedimientos mínimamente invasivos, como ligadura con banda elástica o escleroterapia. Estos procedimientos reducen el flujo sanguíneo a las hemorroides, lo que provoca su reducción y alivio de los síntomas.

Coagulación Infrarroja: Es un procedimiento que utiliza la luz infrarroja para coagular las hemorroides internas, lo que reduce el flujo sanguíneo y disminuye los síntomas.

Hemorroidectomía: En casos graves o cuando otros tratamientos no han sido efectivos, el proctólogo puede realizar una hemorroidectomía, que es la extirpación quirúrgica de las hemorroides.

El tratamiento específico dependerá de la gravedad de las hemorroides y de la preferencia del paciente. Es importante que consultes a un proctólogo si experimentas síntomas de hemorroides, ya que un diagnóstico y tratamiento adecuados pueden proporcionar alivio y mejorar la calidad de vida.

En Punto Clínico, el proctólogo se encarga del manejo de las fisuras anales a través de un enfoque que combina el diagnóstico preciso, el alivio del dolor y la promoción de la curación.

Diagnóstico:

Historia Clínica: El proctólogo comienza recopilando información sobre los síntomas que estás experimentando. Las fisuras anales suelen causar dolor intenso durante y después de la defecación, así como sangrado rectal.

Examen Físico: El médico realiza un examen físico detallado del área anal para identificar la presencia de fisuras anales. Este examen puede incluir la inspección visual y el tacto suave del área afectada.

Tratamiento:

Cambios en el Estilo de Vida: El proctólogo puede recomendar cambios en la dieta y el estilo de vida para prevenir el estreñimiento, que es una causa común de fisuras anales. Aumentar la ingesta de fibra, beber suficiente agua y evitar esfuerzos excesivos durante la evacuación puede ayudar a suavizar las heces y reducir el riesgo de nuevas fisuras.

Medicamentos Tópicos: Se pueden recetar cremas o ungüentos tópicos que contengan anestésicos locales y agentes relajantes para aliviar el dolor y facilitar la curación de la fisura.

Baños de Asiento: Realizar baños de asiento tibios varias veces al día puede ayudar a reducir el dolor y promover la higiene anal.

Relajantes Musculares: En algunos casos, se pueden prescribir medicamentos relajantes musculares para reducir el espasmo muscular en la zona anal, lo que facilita la curación.

Tratamientos Mínimamente Invasivos: Si las fisuras anales son persistentes o graves, el proctólogo puede optar por realizar procedimientos mínimamente invasivos, como la inyección de toxina botulínica en el esfínter anal interno para reducir el espasmo muscular y promover la curación.

Cirugía: En casos raros y graves, cuando otros tratamientos no son efectivos, el proctólogo puede recomendar una cirugía para reparar la fisura anal.

Es importante mencionar tus síntomas y preocupaciones con el proctólogo para que puedan determinar el mejor enfoque de tratamiento para tu caso particular. El manejo adecuado de las fisuras anales puede aliviar el dolor y promover una recuperación exitosa. Si experimentas dolor rectal o sangrado, es fundamental que busques atención médica especializada.

El tratamiento de abscesos y fístulas anales es una parte importante de la práctica proctológica.

Tratamiento de Abscesos Anales:

Drenaje: El proctólogo primero evaluará el absceso para determinar su ubicación y extensión. En la mayoría de los casos, se realizará un drenaje quirúrgico para eliminar el pus acumulado. Esto se puede hacer mediante una incisión en el área afectada para permitir que el pus se drene completamente. El procedimiento se realiza bajo anestesia local o general, según la gravedad del absceso.

Antibióticos: En algunos casos, se pueden recetar antibióticos para tratar la infección y prevenir su propagación.

Tratamiento de Fístulas Anales:

Diagnóstico: El proctólogo realizará una evaluación detallada para diagnosticar la fístula anal. Esto puede incluir exámenes como la colonoscopia o la resonancia magnética.

Tratamiento Conservador: En algunos casos, las fístulas pequeñas y superficiales pueden sanar por sí mismas. Se pueden recomendar baños de asiento tibios y la aplicación de cremas antibióticas.

Fistulotomía: Para fístulas más complejas, el proctólogo puede recomendar una fistulotomía. Este procedimiento implica hacer una incisión para extirpar la fístula y permitir que el área sane correctamente. El tratamiento puede variar según la ubicación y la gravedad de la fístula.

Fistulectomía: En algunos casos, puede ser necesario extirpar quirúrgicamente la fístula y el trayecto fistuloso. Esto se hace para evitar recurrencias.

Seton: En fístulas complicadas, se puede colocar un setón, que es un hilo especial, para mantener abierta la fístula y permitir que sane correctamente.

Es importante destacar que el tratamiento de abscesos y fístulas anales debe ser individualizado según la situación clínica del paciente. El proctólogo evaluará la gravedad y la ubicación de la afección para determinar el enfoque de tratamiento más adecuado. Si experimentas dolor, inflamación o secreción en el área anal, es fundamental buscar atención médica especializada para recibir el tratamiento adecuado y prevenir complicaciones.

Los pólipos rectales son crecimientos anormales en la mucosa del recto. Los proctólogos pueden identificar y, en algunos casos, extirpar estos pólipos para prevenir complicaciones.

La evaluación y tratamiento de pólipos rectales es una parte importante de la práctica proctológica. Un proctólogo puede realizar esta evaluación y tratamiento siguiendo estos pasos:

Evaluación de Pólipos Rectales:

Examen Físico: El proctólogo realizará un examen físico, que puede incluir un examen digital del recto y el ano, para detectar la presencia de pólipos.

Colonoscopia: La colonoscopia es una herramienta diagnóstica clave para detectar y evaluar pólipos rectales y en otras partes del colon. Durante este procedimiento, un endoscopio flexible se inserta a través del ano para visualizar el interior del colon y el recto. Si se encuentra un pólipo, se pueden tomar muestras de tejido para biopsia.

Tratamiento de Pólipos Rectales:

Polypectomía: Si se detecta un pólipo rectal durante la colonoscopia y se confirma que es benigno, el proctólogo puede realizar una polypectomía. Este procedimiento implica la extirpación del pólipo utilizando instrumentos especiales a través del endoscopio. Los pólipos se cortan o se eliminan mediante corriente eléctrica o láser.

Biopsia: Si se encuentra un pólipo durante la colonoscopia, se puede realizar una biopsia para analizar el tejido en el laboratorio y determinar si es benigno o maligno.

Seguimiento: Después de la extirpación de pólipos rectales, es importante que el proctólogo recomiende un plan de seguimiento. Esto puede incluir colonoscopias regulares para detectar y tratar cualquier nuevo pólipo que pueda desarrollarse.

Es fundamental que cualquier pólipo rectal se evalúe y trate adecuadamente, ya que algunos pólipos pueden ser precancerosos o cancerosos. Si tienes sangrado rectal, cambios en los hábitos intestinales o cualquier síntoma relacionado con el área rectal, es importante buscar atención médica especializada para una evaluación y tratamiento adecuados.

La incontinencia fecal es la incapacidad de controlar la evacuación intestinal. Los proctólogos pueden realizar evaluaciones y brindar opciones de tratamiento, que pueden incluir cambios en la dieta, terapia física y, en algunos casos, cirugía.

Evaluación de Incontinencia Fecal:

Historial Clínico: El proctólogo comenzará por recopilar un historial clínico detallado, incluyendo síntomas, duración y frecuencia de la incontinencia fecal.

Examen Físico: Se realizará un examen físico, que puede incluir la evaluación de la función muscular y sensorial del ano y el recto.

Pruebas Diagnósticas: El proctólogo puede ordenar pruebas diagnósticas como la manometría anorrectal, que mide la presión y función muscular en el área anal, y la defecografía, que evalúa la función durante la evacuación.

Tratamiento de Incontinencia Fecal:

Cambios en el Estilo de Vida: En algunos casos, se pueden recomendar cambios en la dieta y el estilo de vida para mejorar la incontinencia fecal. Esto puede incluir ajustes en la ingesta de fibra, líquidos y horarios de evacuación.

Terapia de Ejercicios: Los ejercicios del suelo pélvico, como los ejercicios de Kegel, pueden fortalecer los músculos responsables del control de esfínteres y mejorar la incontinencia fecal.

Biofeedback: Esta técnica utiliza sensores para medir la actividad muscular en el área pélvica y proporciona retroalimentación visual para ayudar al paciente a aprender a controlar los músculos del suelo pélvico.

Medicamentos: En algunos casos, se pueden recetar medicamentos para mejorar la función del recto y controlar la incontinencia fecal.

Tratamientos Minimamente Invasivos: En casos más graves, el proctólogo puede considerar tratamientos mínimamente invasivos, como la inyección de materiales en el esfínter anal para fortalecerlo.

Cirugía: Para casos severos y resistentes a otros tratamientos, se pueden considerar procedimientos quirúrgicos para corregir problemas anatómicos o mejorar la función del esfínter anal.

El manejo de la incontinencia fecal es altamente personalizado y depende de la causa subyacente y la gravedad de los síntomas. Si experimentas incontinencia fecal, es importante buscar atención de un proctólogo u otro especialista en salud gastrointestinal para recibir una evaluación adecuada y determinar el tratamiento más apropiado para tu situación.

Si se sospechan afecciones del colon, como enfermedad inflamatoria intestinal o cáncer colorrectal, los proctólogos pueden realizar evaluaciones iniciales y referir a los pacientes a gastroenterólogos u otros especialistas según sea necesario.
Consulta para Problemas de Colon:

Historia Clínica: El proctólogo comienza recopilando una historia clínica detallada del paciente. Esto incluye preguntas sobre los síntomas, antecedentes médicos, cirugías previas, medicamentos actuales y cualquier otro factor relevante.

Examen Físico: Se realiza un examen físico específico en el área anal y rectal para evaluar la presencia de problemas, como hemorroides, fisuras anales, pólipos, entre otros.

Discusión de Síntomas: El paciente tiene la oportunidad de describir en detalle los síntomas que está experimentando, como dolor, sangrado, cambios en el patrón de evacuación o cualquier otro problema relacionado con el colon.

Pruebas Diagnósticas: En función de los síntomas y el examen físico, el proctólogo puede ordenar pruebas adicionales, como colonoscopias, sigmoidoscopias, estudios de imágenes o análisis de laboratorio para obtener una evaluación más precisa del estado del colon.

Derivación a Otros Especialistas:

Caso Complejo: Si el proctólogo determina que el problema puede requerir una evaluación más detallada o el tratamiento de un especialista específico, puede realizar una derivación a un gastroenterólogo u otro especialista en problemas digestivos.

Colaboración Interdisciplinaria: Si el problema abarca áreas más allá de la proctología, el proctólogo puede colaborar con otros especialistas médicos para asegurarse de que el paciente reciba una atención integral.

Seguimiento: Después de la consulta y la posible derivación, el proctólogo puede seguir involucrado en el proceso de atención del paciente, colaborando con otros especialistas para garantizar que se aborden todos los aspectos del problema de colon.

La consulta y derivación para problemas de colon se basa en una evaluación exhaustiva de los síntomas, el examen físico y las pruebas diagnósticas necesarias para determinar la causa subyacente y el tratamiento adecuado.

Si experimentas problemas relacionados con el colon, es importante buscar la opinión de un proctólogo u otro especialista en salud gastrointestinal para recibir una evaluación adecuada y determinar el enfoque de tratamiento más apropiado.

Más Información

Los métodos, equipos y procedimientos descritos pueden variar por médico y sucursal sin previo aviso.

Debes considerar consultar a un médico proctólogo si experimentas problemas relacionados con el área anal, rectal o del colon. Aquí hay algunas situaciones en las que podría ser necesario buscar la atención de un proctólogo:

Hemorroides: Si experimentas sangrado durante las evacuaciones, dolor, picazón o inflamación alrededor del ano, podría ser indicativo de hemorroides, y un proctólogo puede proporcionar el diagnóstico y tratamiento adecuados.

Fisuras Anales: Si sientes dolor intenso durante las evacuaciones y notas pequeñas lesiones o grietas en la piel alrededor del ano, una consulta con un proctólogo es recomendable.

Cambios en el Patrón de Evacuación: Si experimentas estreñimiento o diarrea crónica, cambios en la consistencia de las heces o notaste sangre en las heces, un proctólogo puede evaluar y determinar la causa.

Síntomas Gastrointestinales: Si tienes síntomas como dolor abdominal, hinchazón, gases excesivos u otros problemas gastrointestinales, un proctólogo puede ayudar a identificar si los problemas están relacionados con el colon.

Incontinencia Fecal: Si tienes dificultad para controlar el paso de las heces, o experimentas escapes involuntarios, un proctólogo puede realizar una evaluación y ofrecer opciones de tratamiento.

Pólipos o Lesiones Rectales: Si notas la presencia de pólipos en las evacuaciones o tienes una lesión en el área rectal, un proctólogo puede realizar una evaluación detallada y determinar si se requiere tratamiento.

Sangrado Rectal: Si experimentas sangrado rectal sin causa aparente, es importante consultar a un proctólogo para determinar la causa subyacente.

Dolor Anal o Rectal: Si tienes dolor persistente o inexplicado en el área anal o rectal, un proctólogo puede examinarte para identificar la causa y ofrecer soluciones.

Historia Familiar de Problemas Rectales o de Colon: Si tienes antecedentes familiares de afecciones como cáncer de colon, enfermedades inflamatorias intestinales u otros problemas rectales, es aconsejable buscar evaluación y asesoramiento.

Examen de Rutina: Para mantener una buena salud del colon, es recomendable programar exámenes de rutina con un proctólogo, especialmente si tienes más de 50 años, la edad en la que se recomienda realizar colonoscopias de detección.

Si experimentas alguno de estos síntomas o situaciones, o tienes inquietudes sobre tu salud rectal o de colon, es importante programar una consulta con un médico proctólogo. Un proctólogo podrá realizar una evaluación exhaustiva, proporcionar un diagnóstico y recomendarte el tratamiento o la atención necesaria para abordar cualquier problema que puedas estar experimentando.

– Abscesos Rectales
– Colitis Ulcerosa
– Comezón Anal
– Condilomas Anales
– Detección de Cancer
– Fístula Anal
– Fisura Anal
– Hemorroides
– Incontinencia Fecal
– Entre Otros…

Si no encuentras en la lista algún padecimiento que necesite atención, ¡Contáctanos!
Será un placer atenderte.

Además de los servicios proctológicos mencionados previamente, un médico proctólogo puede ofrecer una variedad de otros servicios especializados relacionados con la salud del área rectal y anal. Algunos de estos servicios adicionales pueden incluir:

Tratamiento de Abscesos Perianales: Los abscesos perianales son acumulaciones de pus en los tejidos cercanos al ano. Un proctólogo puede drenar y tratar estos abscesos para aliviar el dolor y prevenir infecciones recurrentes.

Tratamiento de Fisuras Anales Crónicas: Si las fisuras anales se vuelven crónicas o no responden al tratamiento convencional, un proctólogo puede ofrecer opciones más avanzadas, como cirugía o terapia con toxina botulínica.

Ligadura de Hemorroides Internas: Para tratar hemorroides internas, el proctólogo puede utilizar métodos como la ligadura con banda elástica para reducir el flujo de sangre a la hemorroide y hacer que se retraiga.

Tratamiento de Prurito Anal: Si experimentas picazón en el área anal, el proctólogo puede identificar la causa subyacente y ofrecer tratamientos para aliviar el malestar.

Procedimientos Mínimamente Invasivos: Los proctólogos pueden realizar procedimientos mínimamente invasivos como la escleroterapia para tratar venas varicosas en el área anal, así como procedimientos láser y otros métodos para tratar diversas afecciones.

Colonoscopia: Aunque no es exclusivo de la proctología, algunos proctólogos también pueden realizar colonoscopias para evaluar el colon en busca de pólipos, tumores u otras anomalías.

Manejo de Enfermedades Inflamatorias Intestinales: Algunos proctólogos pueden estar involucrados en el manejo de enfermedades como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa que afectan el tracto gastrointestinal.

Orientación y Educación: Los proctólogos pueden proporcionar información sobre cuidados rectales y anales adecuados, así como consejos para prevenir problemas comunes en esa área.

Es importante tener en cuenta que la gama de servicios ofrecidos por un proctólogo puede variar según su formación y experiencia. Si tienes inquietudes específicas relacionadas con el área rectal o anal, es recomendable programar una consulta con un proctólogo para discutir tus síntomas, recibir un diagnóstico preciso y determinar el tratamiento adecuado.

Una consulta en Punto Clínico es una experiencia sumamente profesional. Utilizando equipo de última tecnología, nuestros Doctores y Especialistas altamente capacitados, te atenderán de manera integral en instalaciones modernas, limpias y debidamente sanitizadas.

Mientras estés en la consulta, que dura 30 minutos, los expertos de Punto Clínico elaborarán tu Historial Clínico Electrónico, recopilando toda tu información para que puedas tener acceso a ella cuando lo necesites. En algunos casos, cuando el paciente lo necesite, se puede recomendar hacer una reserva doble con el objetivo de satisfacer cualquier duda que pueda surgir.

Te invitamos a hacer tu visita lo antes posible, los Médicos Especialistas, el personal de Enfermería y todo el staff administrativo y de soporte te brindarán la atención personalizada que tu necesitas. Si agendas tu cita con suficiente anticipación podrás escoger el horario en el que prefieres visitarnos.

Conoce nuestras ubicaciones haciendo click aquí.

Conoce nuestras promociones haciendo click aquí.

Excelencia en Atención
Médica Especializada

Testimonios de nuestros pacientes

nuestras consultas incluyen

Diagnostico Asistido por Inteligencia Artificial

certeza

96% de Precisión a la hora de realizar un diagnóstico.

Tiempo

Reducción significativa de tiempo en el diagnóstico.

Seguridad

6.000 enfermedades y 4.000 fármacos causales cubiertos.

Validación

Validado bajo los estándares más altos disponibles.

Instalaciones de Primera

Todo lo necesario para atenderte de la mejor manera

Play Video about Conoce Nuestras Instalaciones

¿Más Información?

Contáctanos

Agenda tu Cita

escoge la opción de tu preferencia

¡Será un placer atenderte!